23.6.15

Importante.

Queridos lectores míos, hoy os escribo para hablar de un tema trascendental para la evolución de la humanidad. Es un tema en el que no se ha avanzado nada en los últimos siglos y que afecta a la gran mayoría de la población. Es un tema serio y hay que encontrar soluciones lo antes posible. Ya que los gobiernos no dan un paso hacia adelante, lo he decidido darlo yo. En efecto, ya os habréis dado cuenta de este tema delicado del que estoy hablando: qué postura poner para estar cómodamente leyendo.
Lo he intentado todo y ya estoy desesperada. No hay lugar en mi casa donde pueda leer cómodamente. Mi lugar favorito es mi habitación, porque me pongo música en el ordenador bendito spotify y sus listas de "Café y libros". Pero el dilema sigue, ya que el único mueble en el que me puedo sentar en mi habitación es mi cama y mi madre me tiene prohibido bajo pena de muerte usar la cama para cualquier cosa menos dormir. Además, mi habitación tiene una ventana grande por la que entra mucha luz, así que me gusta leer al lado para poder leer bien y no dejarme mis preciados ojos leyendo a oscuras. Así que decido sentarme en el suelo al lado de la ventana. Al principio parece que he encontrado la solución pero después de un rato me empieza a doler la espalda y se me quedan dormidas las piernas. Harta, decido tumbarme en el suelo apoyando la cabeza en un cojín. Al principio parece que he encontrado el paraíso pero los libros pesan y se me cansan los brazos.
A día de hoy, después de llevar toda la vida leyendo, no he encontrado la postura ni el sitio para leer. Continúo investigando.
¿Y tú? ¿También tienes el mismo problema?