9.5.15

Algo que escribí.

¡Hola! Bueno, ya estamos en mayo y ya tengo exámenes, así que hasta mediados de junio no podré leer con tranquilidad y subir muchas reseñas. Mientras tanto, para que no se os haga la espera tan dura, os dejo el principio de un capítulo de una historia que escribí (el capítulo no está acabado) pero que dejé de lado. Espero que lo disfrutéis, aunque no es nada del otro mundo.
Capítulo uno

Miro a mi profesor de historia mientras él explica la lección. Se cree que estamos atentos cuando la verdad es que estamos tan cansados y aburridos que no nos apetece ni hablar. Miro por la ventana. Es uno de esos días perfecto de vacaciones, hoy es el último día de clase. Me fijo en el sol, inerte en el cielo. Veo un pequeño punto acercarse, un pájaro quizás. Cada vez se va haciendo más grande y distingo unas pequeñas alas. Tiene zarpas. Veo un cuerpo fuerte y una larga cola. La cabeza del animal se parece a la de un reptil y sus escamas brillan. Es un dragón. Se apoya en el alféizar de la ventana. Me quedo mirando hacia él y parece que soy la única ¿Nadie se da cuenta de que tenemos a un dragón en miniatura en una de las ventanas de nuestra clase?

El dragón me mira directamente y un escalofrío recorre mi cuerpo. Sus ojos son verdes como la esmeralda más pura y, en cierto modo, son inquietantes. El dragón se aleja hacia el horizonte y, cuando creo que no le volveré a ver, vuela y se lanza en picado hacia el edificio del colegio. Se cubre el cuerpo con sus fuertes alas e irrumpe en la clase por la ventana más cercana al profesor. Miles de cristales salen volando y como instinto cubro mi rostro con mi antebrazo. Miro a mi alrededor para ver si alguien ha resultado herido, pero me llevo una gran sorpresa. El pequeño dragón ya no está, la ventana no está rota y la clase sigue en calma. Suena el timbre y vuelvo a la realidad, a la espantosa y deprimente realidad. Mis compañeros recogen despacio, no tienen prisa. Se despiden los unos de los otros, ya no estaremos más juntos. Yo, en cambio, recojo rápido para salir lo antes posible, evitando escuchar las conversaciones de mis compañeros sobre lo que harán esta tarde, viernes, para celebrar el fin de exámenes y el fin del cuso (aunque no tienen nada que celebrar, ya que no han hecho nada durante este mes tan duro y durante todo el último año). Mis planes son muy sencillos: leer y ver series, es todo lo que necesito para relajarme.




10 comentarios :

  1. Holaa! Vaya me gustó mucho! Espero seguir leyendo mas de tu historia!
    Un besito:)

    ResponderEliminar
  2. Escribes genial, me gustó mucho. A ver si escribes algo más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Me ha gustado mucho! Ojalá sigas con ella, ya que escribes muy bien.
    Besos y suerte con tus exámenes:D

    ResponderEliminar
  4. Hola :) Pues la verdad es que escribes bastante bien, espero que continúes la historia,
    Besos<3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Wow por un momento pensé que el dragón había entrado en la clase de verdad jiji
    Esperaré la continuación si la hay :)
    Besitooos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Estheeer
    Me ha gustado mucho ese pedazo del primer capítulo (: y es que apenas vi dragón me llamó más xD
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Que bien escribes *___*
    Me recordó a Firelight :3
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado, es interesante y ese plan de la prota me gusta: leer y ver series ;)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    qué bonito relato. ¿Lo continuarás?

    ¡besines!

    ResponderEliminar
  10. Que chulo*_*
    Además me encantan los dragones
    Un beso^^

    ResponderEliminar