6.1.15

Lecturas de diciembre

El mundo de Allie se viene abajo: odia su ciudad, su hermano se ha escapado de casa y ella ha sido arrestada. Otra vez.Sus padres deciden mandarla a una escuela para chicos problemáticos. Pero Cimmeria no es una escuela normal: no permiten ordenadores ni teléfonos móviles y los alumnos son, o superdotados, o ricos. Pero, además, Cimmeria esconde un secreto, un secreto que solo comparten algunos profesores y los alumnos de las misteriosas clases nocturnas de la Night School.  A pesar de todo, Allie parece feliz. Ha hecho nuevos amigos y uno de los chicos más atractivos de la escuela le dedica toda su atención. Y, claro, también está su relación con Carter, ese chico solitario con el que siente una inmediata conexión.Todo parece ir bien hasta el momento en que Cimmeria se convierte en un lugar terriblemente peligroso donde nadie parece a salvo. Allie tendrá que elegir en quién confiar mientras descubre los secretos de la escuela.


Me leí los tres primeros libros de Night School. Me gustaron bastante pero tenía la
sensación que la historia se repetía en todos los libros, como si no avanzara. En el blog hay reseña del primer libro.


«No podemos, si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»Lochan y Maya de diecisiete años, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de una madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, deben hacerse cargo de sus hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales.Esa responsabilidad les ha unido, tanto, que se han enamorado.Saben que su relación está mal y que no puede continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción les domina.Su amor es un amor prohibido, y si alguien descubre su secreto, no habrá un final feliz para ellos


Prohibido fue el siguiente libro que me leí. Había oído hablar mucho de este libro pero el tema del incesto me echaba un poco para atrás grave error. Al final resultó ser una muy buena lectura.


La República, situada en lo que en tiempos fue la costa oeste de los Estados Unidos, está embarcada en una guerra interminable con el país vecino, las Colonias. June y Day, dos ciudadanos de la República, tienen la misma edad -quince años- y viven en la misma ciudad -Los Ángeles-. Sin embargo, habitan en mundos opuestos: mi entras que June es una chica privilegiada, destinada a ocupar un lugar en la elite del país por su condición de niña prodigio, Day vive en la clandestinidad y se dedica a sabotear los manejos de un gobierno que considera corrupto y asesino. No hay ninguna razón para que los caminos de June y de Day se crucen... hasta el día en que Metias, el hermano de June, es asesinado, y Day se convierte en el principal sospechoso del crimen. Entonces, June y Day emprenden un mortal juego del ratón y el gato, en el que él lucha por la supervivencia de su familia mientras ella busca vengar la muerte de su hermano.

El último libro del mes (y del año) fue Legend. Es una distopía que se me hizo un poco corta, no porque el libro sea corto sino porque me dio la sensación que pasan pocas cosas (y lo que pasa es algo evidente). 

La verdad es que suelo dejar libros a medias. Algunos los dejo a medias porque encuentro otro libro que me llama más la atención pero luego acabo retomándolo. Este mes ha habido dos libros que dejé a medias y que NO voy a retomar:

Cuando el amor te hace temblar en otoño es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas. Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó. Desde entonces todos los invie rnos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan. Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”. Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico, se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos. Son de un extraño color amarillo.

Tenía ganas de leer este libro porque porque en Twitter había leído a mucha gente que lo estaba leyendo y que le gustaba, así que me entró curiosidad. Empecé a leer, avanzaban las páginas pero la trama no. No pasaba nada en el libro. Pregunté y resulta que es un libro un poco pasteloso donde no pasa gran cosa, así que simplemente dejé de leerlo porque no me gustaba.


Ylenia tiene dieciocho años y padece una grave enfermedad del corazón. El deterioro de su estado de salud hace que ella y su familia deban trasladarse a Italia, donde, según les han contado, tendrán más posibilidades de encontrar un donante. Alessandro es un chico italiano de la misma edad que Ylenia cuya vida está marcada por las broncas continuas de su padre, los malos resultados en el instituto y las salidas alocadas con sus amigos.

La vida de ambos cambia radicalmente cuando se conocen. Al ritmo dramático de la enfermedad de Ylenia, se enamorarán y hallarán aquello que les faltaba: a Ylenia, las ganas de vivir; a Ale, un motivo para hacerlo...





Este libro lo aparté por los personajes. Ylenia padece de corazón, a veces se desmaya. Le han hecho pruebas (cosa que se sabe porque su padre aparece al principio del libro en el hospital hablando con el médico) pero lo que más me exaspera era la actitud de Ylenia al respecto: ¡VA TAN CAMPANTE POR LA VIDA COMO SI ESTUVIERA DIVINAMENTE DE SALUDO! perdón por gritar. Esto me sacaba de quicio, pero decidí seguir leyendo y entonces aparece Ale: el típico personaje masculino que pasa de todo. Entonces ahí fue cuando dejé de leerlo definitivamente.


¡Y hasta aquí las lecturas del mes de diciembre! Las vacaciones ya se acaban, vuelven los estudios así que no espero leer mucho este mes de enero.
¡Nos vemos luego!