9.7.14

Olvidados || Reseña



Título Olvidados.
Autor: Michael Grant.
Editorial: Molino.
Número de páginas: 512.
Sinopsis: En un abrir y cerrar de ojos, todos desaparecen. Olvidados. Excepto los jóvenes: adolescentes, niños, bebés. Pero no queda ni un solo adulto. Y no funcionan los teléfonos, la televisión ni Internet. No hay manera de saber lo que ha pasado, no hay forma de pedir ayuda.
El hambre amenaza. Los matones mandan. Y una criatura siniestra acecha... Es entonces cuando los adolescentes empiezan a desarrollar nuevos talentos, inimaginables, peligrosos, que se fortalecen día tras día.
Se trata de un nuevo mundo en el que hay que tomar partido. Se prepara una pelea, y se acaba el tiempo: el día de tu cumpleaños desaparecerás... como todos los demás.

No he oído hablar mucho de este libro por las redes sociales y me resulta extraño porque: 1) no hay ningún adulto y 2) los protagonistas tienen poderes. Desde el principio es una historia muy original que no he encontrado en ningún otro libro.
La narración de este libro está en tercera persona, pero es una tercera persona que te olvidas de ella y parece que es primera persona, cosa que me gusta. La historia no se centra solo en el punto del protagonista -Sam-, sino que se centra en todos los protagonistas y antagonistas cosa que se agradece bastante porque de este modo descubres más de la historia y no se te hace pesada. Otra cosa que es un punto a favor de la narración es que tiene bastante diálogo pero sin pasarse. A lo mejor pensáis que es una tontería que tenga bastante diálogo porque parecerá una obra de teatro, pero no. El diálogo en este libro es muy importante, ya que los niños y los adolescentes están en una situación un poco extrema y se tienen que comunicar para que todo vaya bien. Pero seamos sinceros, no solo por eso me gusta que tenga diálogo, también me parece un punto a favor porque apenas encontramos párrafos que ocupan media página -sí, esos que todo el mundo lee por encima y no hay nada interesante- y si los hay son los que narran la acción y por lo tanto son necesarios. Al tener 512 páginas -un número aceptable- se puede pensar que la mitad sobran y que solo hay "paja" y que será un libro pesado imposible de tragar, ¡pero te equivocas! ya que tiene una lectura bastante fluida.
La historia está muy bien estructurada y a pesar de que el autor tiene un ritmo tranquilito y las cosas no pasan de una página a otra, sin darte cuenta ya has leído veinte páginas y tienes el corazón en un puño porque la historia puede cambiar de un momento a otro y cuando te das cuentas estás conteniendo la respiración porque no puedes creer lo que lees.
En un momento puedes pensar que los personajes no son realistas porque tienen como mucho 14 años y actúan de manera muy madura, pero es lo normal, están en una situación extrema y tienen que actuar. Los personajes son muy variados, no hay dos iguales, y van madurando a medida del libro -y de la saga- y son lo que hacen al libro especial. Nos encontramos como tres grupos: 1) los protagonistas que viven en Perdido Beach (Astrid, Sam, Edilio y Quinn; principalmente), 2) Los antagonistas que se encuentran en la academia de Coates (su cabecilla es Caine) y 3) Lana, que se encuentra perdida en el bosque después de tener un accidente de coche al desaparecer su abuelo que iba conduciendo. Sin quererlo, sus historias se cruzan y habrá rivalidades entre los chicos de Perdido Beach y Coates, ya que los segundos intentan tomar el mando. Además, van surgiendo poderes y eso a algunos chicos no les gusta y hay tensiones entre los chicos de Perdido Beach. Entre toda la locura, siguen a Sam, que sin querer se convierte en el "alcalde" de Perdido Beach debido a un hecho en su pasado.
Nos encontramos con un gran número de personajes pero es fácil recordarlos ya que tienen personalidades distintas y cada uno tiene un trabajo: cuidar de los niños, mantener abierto el McDonald's...
Este libro deja muchas tramas abiertas, lo que es normal ya que es una saga de seis libros y éste es el primero.
La verdad es que no puedo ponerle ninguna pega. Es un libro más de ficción que de distopía, muy entretenido, que engancha y ameno.